lunes, 19 de mayo de 2008

HISTORIA DE UNA SANACION




Para quien haya tejido labores de punto sabe que hay que tener cuidado de que el ovillo no se deshaga y no digamos si tienes gatos y estos se hacen con él ...porque si lo hace la lana se enreda, se pierde el cabo... y despues cuesta muchisimo formar otra vez la madeja para seguir con el trabajo.

Hace tiempo, años, que sentí el impulso de escribir sobre lo que me estaba pasando. Llené folios y folios y un día decidí darle forma y barajé la idea de convertirlo todo en historia, la de una mujer que afectada por una de las enfermedades menos comprendidas del siglo XXI emprende la búsqueda de una forma de sanarse. Cuando lo di por terminado mi forma de ver la realidad dió un giro de ochenta grados y aparqué la idea, y con ella la historia y el posible libro. Ahora comprendo que la historia no había concluido así que no se podía dar por finalizada. Siempre me han gustado las historias con finales felices y aquella no lo tenía, por eso debía continuar. No dí la busqueda por terminada y seguí buscando. Segui trabajando y buscando, buscando y trabajando, y aquí estoy...

Tengo aún mucho que avanzar, que aprender, pero también tengo mucho que compartir, y es mi deseo ardiente de transmitir todo lo que he experimentado y aprendido durante estos años. Ahora mismo es todo como ese ovillo de lana enredado, no se como comenzar ni por donde, aunque estoy en ello. Lo que si tengo claro es que mi historia es una historia de sanación y tiene un final feliz.

A final de mes viajo a Barcelona y desde allí a Huesca. En Barcelona me someteré a una biodescodificación y en Huesca asistiré a un Taller sobre la Ley de la Atracción. Son pasos hacia adelante que me harán avanzar en mi camino.

El día 3 de junio estaré de vuelta y comenzaré a contaros. Os espero aquí.

jdiana

9 comentarios:

Milagros Sánchez dijo...

Querida Josefina:
No importa que ahora estés hecha un ovillo y no sepas por donde empezar ni dirigir esta historia tan importante y que estoy segura de que cuando la encauces brotará libre y fluída como un río desde su nacimiento hasta el final... confluyendo en un mar y de ahí al océano... Así es la Vida toda una experiencia desde du nacimiento hasta el fin de su existencia.

Confío en que al regreso de estos dos cursos estarás preparada para desenredar esta madeja. =)
Besossss multicolores y buen viaje!!!

okaza carlita dijo...

Creo que en cierta forma, todos siempre estamos hechos un ovillo ( mi manolo diría bolita), con distintas cosas. Descubrir como salir de ahí y tejer cosas hermosas es la vida misma. Te esperamos con ansias porque eres una luz hermosa.
Besos

Cristina dijo...

Tienen tanta fuerza tus palabras...

Esperamos ese final feliz!

Besos

Cris

Marta dijo...

Te deseo que estos días sigas en este camino que has empezado, el de la superación y el optimismo.

Seguro que la historia empezará a tomar forma sola, lo bueno es que las letras ya las tienes!!!.

angela dijo...

Espero que ese camino que aún te queda por andar, lo hagas sin el esfuerzo del anterior. Un abrazo te sigo esperándo.Angela

Maria Durga dijo...

Querida Josefina. "he buscado y buscado" dices. "El que busca encuentra" dicen.
Te deseo que encuentres "Tu" camino, que puedas transitar por él, con salud, alegria y esas ganas enormes de compartir.

¿Conoces el libro "La enfermedad como camino? Es interesante.

Abrazos desde el alma

Sabrina Isabel dijo...

Amiga!!!Mamá!!!Hermana!!!!Ya creo que somos almas gemelas,no te digo más!!!

Conso dijo...

¿Ya tienes claro cual era el objetivo de la "enfermedad"?.... El hallazgo del camino. Ahora a andar.

Conso dijo...

Josefina, te dejo esta dirección de blog que, estoy segura, te va a gustar mucho.

http://reikiluz.blogspot.com/