jueves, 18 de noviembre de 2010


¡Dios! ¿como he podido dejar de escribir tanto tiempo? . Mi excusa ha sido que me enganché al patchwork y en todo este tiempo  solo he pensado en coser. No se... quizás en parte sea  casi cierto pero reconozco que algo me ha pasado, por alguna intrincada razón he estado desmotivada, sin inspiración, tanto para la pintura como para la escritura. ¿Será que al acercarme a cierta edad me he vuelto marujona y solo pienso en las labores? No dejo de preguntarme como es que algo que siempre he creido que no me gustaba ahora me haya absorvido. Y es que no es así. Si soy sincera y miro en mi interior me doy cuenta que  en el fondo las labores siempre me han gustado pero las evitaba porque de niña me las imponían. Yo vengo de una generación , o más bien un entorno, en los  que aún se valoraba a la mujer por su capacidad de hacer las labores propias de una mujer (como se pensaba antes) y no me animaban a hacer lo que a mi me gustaba más que era escribir o pintar. Así mi vida ha sido una lucha interior por compaginar todo, hacer lo que mi corazón deseaba sin dejar de hacer aquello que se me exigía como mujer para no defraudar a nadie. Una batalla inutil y perdida porque lo unico que he conseguido ha sido, por usar una expresión que lo diga todo, "morir en el intento".

Ahora he asimilado que no tengo que contentar a nada ni a nadie, sino a mi misma. He aceptado, o estoy en camino de hacerlo, que solo cuando me quiera tal y como soy, complicada y controvertida, lo harán los demás.

Después de un tiempo de falta de inspiración, ahora vuelven de nuevo los deseos de escribir y eso hago y es curioso que no por ello dejo de sentirme bien cosiendo. Solo falta un toque mágico y espero coger los pinceles de nuevo y sorprenderme a mi misma.

un abrazo a todos los que gusteis de pasar por aquí y leer mis paranoias. Si preferis leer algo menos "real", pasaros por mi blog "dejame que te cuente".

1 comentario:

Esperanza Moreno Garcia dijo...

Y tu diras? un comentario a está entrada, pues si el otro dia pase por este tu otro blog pero con prisas, ahora leo esto y sabes? me veo reflejada en eso que cuentas de hacer siempre lo que los demás desean que hagas.. pero ya a mis años me es dificl dejar de hacerlo, siempre antepongo el deseo de los demas a los mio propios, solo encuentro aqui, algo de libertad a mi tambien me gusta escribir, y nunca tube tiempo para hacerlo labores si demasidas, bueno niña.. pasare por aqui mas amenudo,besos y buen finde.